Las reencarnaciones de los famosos

(1/1)

Scientia:


 
   

Las reencarnaciones de los famosos     
escrito por Manuel Carballal     

Estrellas del cine, la televisión y la cultura confiesan sin pudor que creen en la reencarnación, y algunos, incluso, afirman conocer algunas de sus vidas pasadas. Sin duda mucho de los fans de estrellas tan conocidas como Silvester Stallone, o John Travolta, se sorprenderán al descubrir en este reportaje, cuales fueron las vidas anteriores de sus estrellas favoritas…. Me imagino que todos los seguidores del programa MUNDO MISTERIOSO-TV estaban un poco desconcertados aquella noche, porque el invitado al programa que dirigía -y cuyo título obviamente indica que se trataba de un programa de misterio- no era ningún famoso parapsicólogo, ningún célebro ufólogo, si siquiera un popular esoterísta. Se trataba de la actriz Mirta Miller, conocida a raiz de las películas "picantes" que protagonizó durante los años 70 y 80, así como por su difundido romance con el Duque de Cádiz. Mirta, que ha protagonizado diferentes experiencias paranormales -algunas de las cuales narró en MUNDO MISTERIOSO- nos relató aquella noche una experiencia especialmente intensa para ella.
"Ocurrió durante una sesión de hipnósis regresiva -explicaba la actriz- a la que me sometí junto con mi amiga Mariví Dominguín. La intención era viajar a mi inconsciente, retrocediendo en el tiempo, hasta antes del parto. La sesión transcurría muy bien, hasta que de pronto, cuando había superado la barrera fetal, percibí unas imágenes muy claras, como unos flashes. De pronto me vi en la Francia del 1.700. Creo que era París. Me vi en un patio, como con unas rejas y vestida con brocatos. Por lo que pudimos deducir después era la Francia de la Revolución Francesa y yo esperaba una ejecución. Recuerdo que estaba muy nerviosa".

La experiencia de la actriz Mirta Miller, como la de todos los que creen haber recordado una vida anterior a esta, es íntima y extremadamente personal. Por ello me sentía especialmente agradecido de que Mirta hiciese aquella valiente confesión en el programa. Mariví Dominguín, a la que también interrogué sobre su hipnosis regresiva a una supuesta vida anterior, prefirió obviar los detalles sobre su presunta reencarnación, precisamente a causa de la personalísimas que son estas vivencias.

Sin embargo, no solo Mirta o Mariví han confesado publicamente creer en la reencarnación, e incluso recordar vidas pasadas. Cada vez más famosos del cine, la televisión o la cultura han decidido romper el tópico de que solo gentes ignorantes y primitivas creen en la reencarnación. Ya no se trata de un tópico mito oriental. Más y mas rostros populares afirman que tuvieron una vida antes que esta, y sin duda muchos de sus fans y admiradores se sorprenderán al descubrir que las estrellas de la pantalla, o los grandes cantantes de moda, creen en la reencarnación. Estos son algunos ejemplos.

Famosos reencarnados
La creencia en la reencarnación está mucho más extendida de lo que podemos imaginar. Lejos de tratarse de una creencia marginal, más o menos folclórica, es un teoría existencial acogída por muchos rostros conocidos. Sin duda, esa aceptación a la vidas sucesivas está muy relacionada con el interés que algunas religiones, como en budismo o el hinduismo -donde la reencarnación es dogma de fe fundamental- han despertado entre nuestros famosos. Desde Nacho Cano -componente del trio Mecano- hasta la actriz Penélope Cruz han abrazado la esencia del budismo, el yoga y la meditación trascendental. Otros, menos tradicionales, desde el punto de vista de las religiones orientales clásicas, han abrazado la teología de un gurú particular, como es el caso de la actriz Verónica Forqué, devota de Bagaban Sri Sathia Sai Baba. Contextos todos ellos en los que la reencarnación resulta una conclusión más que lógica.

La actríz Carmen Conesa, por ejemplo, -una "chica de hoy en día"- es una consumada practicante de yoga y relajación, y una profunda apasionada por las filosofías orientales . "La materia se transforma en el universo, no muere, y me parece muy místico haber sido en otra vida una ballena, un animal superinteligente... tu reencarnación no tiene porque haber sido necesariamente como hombre o mujer...", declaró la actriz a un semanario español.

Poco tiempo después otra conocida actriz española, Miriam Díaz Aroca, realizaba unas declaraciones muy parecidas a otro medio de comunicación, aceptando su creencia en la reencarnación. Y sugiriendo que en una vida pasada fue un delfín.

Ante declaraciones tan sorprendentes, no es de extrañas que algunas de nuestras famosas, familiarizadas con las religiones orientales, puedan ser víctimas de sus propias creencias reencarnacionistas. Un buen ejemplo lo protagonizó hace algún tiempo la conocida presentadora de TV Leticia Sabater.

Leticia Sabater cayó víctima de su creencia en la reencarnación, y tal vez de sus aspiraciones a una reencarnación importante (ver en el monográfico sobre la Reecarnación el artículo ¿PORQUE TODO EL MUNDO CREE SER LA REENCARNACION DE ALGUIEN FAMOSO?). Durante la grabación de un capítulo del famoso programa Inocente, Inocente (emitido en varias televisiones autonómicas del país), la conocida presentadora fue elegída como víctima, para hacerle creer que era la reencarnación de una diosa hindú.

Con la ayuda de una amigo personal y de un grupo de actores, que se hacían pasar por monjes budistas y por el embajador de la India en España, la presentadora terminó creyendose la reencarnación de la diosa hindú Tanuri, muy venerada en Benarés, cuya estatua (evidentemente preparada para la ocasión) presentaba un más que casual parecido con la joven televisiva.

Por su parte, el famoso diseñador Paco Rabanne asombraba al mundo hace algún tiempo al publicar en París, donde ha establecido su residencia, una sorprendente autobiografía en la que, entre otras cosas, no solo confesaba creer firmemente en la reencarnación, sino que incluso aseguraba conocer algunas de sus vidas pasadas. Cuyos recuerdos, por cierto, le resultaban de gran utilidad a la hora de diseñar sus colecciones de moda. "Yo obtengo también mi inspiración en mis vidas pasadas. Mejor dicho, cuando me abstraigo de mi mismo, mis existencias anteriores emergen a la superficie. Un día, mientras dibujaba distraídamente en una hoja de papel, reconocí con sorpresa que aquellos trazos tenían una clara influencia egipcia. Seguí dibujando, dando a mis dedos total libertad para que guiaran el lápiz y rapidamente reconstruí un bajorelieve egipcio".

Esto escribía el popular diseñador y modisto Paco Rabane en su autobiografía. Autobiografía que, además de escandalizar a los más conservadores puristas de la alta costura, ayudó a comprender a muchas personas anónimas con experiencias parecidad, que su vivencia no era única.

Más discreta, la actriz María Kosty no ha proclamado su creencia en la reencarnación a raíz de una experiencia personal, al mundo entero. Sólo algunos amigos conocen aquella extraña historia.

La conocida actriz, veterana estrella del teatro y el cine español, cree en la vida anterior y la reencarnación a raíz de una extraña experiencia personal. "Estábamos rodando en Italia, -confiesa sin reparo María Kosty- a unos veinte kilómetros de Florencia, cuando tuve una revelación importante de carácter metafísico. En un alto del rodaje nos trasladamos a Florencia, ciudad en la que yo jamás había estado, y decidimos buscar entre todos los compañeros que integrábamos el grupo un restaurante típico".

"Alguien nos indicó un camino para llegar a un lugar como el que buscábamos pero nos perdimos, entonces yo sentí que conocía todo aquello. Y de repente les dije a mis compañeros, por aquí hay un arco, luego dos calles empinadas y después saldremos a una plaza señorial; frente a la plaza veremos una iglesia muy grande con una cruz y, a un lado de la plaza, un restaurante muy antiguo al que los artistas acudían durante el Renacimiento".

El que no es precisamente discreto es el famoso peluquero Ruperth, con quien nos reunímos en su céntrica peluquería madrileña, punto de encuentro de famosos y populares VIPs españoles.

Ruperth, que además de peluquero es sacerdote de la religión Lucumí (Santería), es un practicante confeso del espiritismo y el esoterismo. Sin duda más de un lector se habrá sorprendido al encontrarse a este popular personaje en la pantalla de su televisor, afirmando las cosas más increíbles sobre el más allá, los espíritus, o los santos afro-cubanos.

Pero además de en la santería y en el espiritismo, Ruperth también cree en la reencarnación, e incluso afirma recordar al menos 4 de sus vidas pasadas, y sin ningún temor consaba a MÁS ALLÁ cuales eras sus últimas reencarnaciones: "Yo he tenido cuatro vidas antes que esta, cuatro encarnaciones antes de reecarnarme en Ruperth. Fui sacerdote en la India; también fuí mujer, una gitana en Bulgaria, con 10 hijos; además fuí curandero y espiritista en México y, en mi última vida, fuí rey en Egipto, y mi hermano me tiró al mar, donde me ahogué, por eso le tengo tanto miedo al mar en esta vida, y he venido para tratar a la mujer".

Famosos made in Hollywood
Pero no pensemos que esto de la reencarnación es una moda o un snobismo de los famosos españoles… nada más lejos de la realidad. Muchas de las grandes estrellas, las de verdad, las de toda la vida, merecedoras de Oscars, Grammies y demás galardones al estrellato mundial, creen en la reencarnación. Y además lo cuentan.

Sin duda la entrañable y veterana actriz Sherley McLaine es obligada mención en este punto. Sus libros autobiográficos, y su filme, también autobiográfico Cita con los Dioses, son auténticos tratados de espiritismo, reencarnacionismo y esoterismo. En Hollywood, nadie ignora que la protagonista de El Apartamento o La Fuerza del Cariño, es una devota creyente en los OVNIs, el más allá y lo paranormal. Además, asegura conocer varias de sus reencarnaciones pasadas, algunas de las cuales compartió con sus familiares más cercanos, a los que, según ella, volvió a encontrar en esta vida para cumplir un Karma de vidas anteriores...

Absurdo o no, lo cierto es que el interés por la reencarnación de Shirley McLaine se contagió en la meca del cine a muchos otros rostros populares. Algunos de los cuales han llegado a tener serios problemas con sus respectivas parejas, a raíz de esa disparidad en cuanto a las creencias reencarnacionistas.

El multimillonario californiano Richard Cohen, compañero sentimental de la actriz Linda Evans -famosa por su papel en la serie Dinastía- realizó en su día unas audaces declaraciones a la prensa norteamericana, en relación a la "desaconsejable obsesión de Linda Evans por la reencarnación".

Cohen, que consideraba a Shirley McLaine inspiradora de esa "irracional psicosis por lo esotérico que ha invadido Hoollywood", se quejaba de la obsesiva manía de su novia por conocer sus vidas pasadas. En concreto el millonario se refería a la vinculación de Linda Evans con una famosa gurú "New Age", que ha seducido a numerosos astros del cine americano, con sus sugerentes relatos esotéricos, y sus pretendidos contactos con la entidas sobrenatural: Ramtha...

Linda Evans no es la única seguidora de Ramtha, ni la única famosa del cine americano fascinada por la reencarnación.

Si Paco Rabane utiliza los recuerdos de sus vidas pasadas para inspirar sus diseños de alta costura, la actriz Linda Gray, famosa por su papel de Sue Ellen -esposa del pérfido J.R.- en la mundialmente conocida serie Dallas, hace lo propio en relación al cine. Me explico. Linda Gray afirma conocer algunas de sus anteriores reencarnaciones, y asegura que puede incursionar en las profundidades de su subconsciente para adaptar sus experiencias a los personajes que tiene que encarnar ante las cámaras. En otras palabras, que sus reencarnaciones anteriores la ayudan a comprender mejor la esencia de los papeles que debe interpretar en sus películas. Según declaró la actriz, cuando tenía 17 años y debido a una sensación muy especial que la embargaba cada vez que pasaba frente a un templo, estuvo a punto de meterse a monja. Aunque, por fortuna para sus fans, no llegó a tomar los hábitos, a pesar de que, según dice, está absolutamente convencida de que en una vida pasada abrazó la vida religiosa.

Silvester Stallone -Rambo para los amigos- también afirma haber vivido otras vidas, e incluso recuerda haber muerto de forma violenta en otras existencias.

Stallone también se sometió a sesiones de hipnosis regresiva a ravés de las cuales pudo recordar haber sido un aguerrido guerrero indio en tiempos del lejano oeste, también recordó haber sido guillotinado en la Francia del siglo XVIII, y incluso otra existencia durante los años treinta, en la que murió a consecuencia de los golpes recibidos.

Pero sin duda para reencarnaciones soprendentes la John Travolta. El causante de tantas "fiebres de sábado noche" en las quinceañeras de todo el mundo es miembro de la Iglesia de la Cienciología, así como otros muchos famosos del cine americano, como Tom Cruise por ejemplo. Y como todos los cienciólogos, debe aceptar la reencarnación. En su caso Travolta es capaz de ubicar con bastante precisión su vida pasada, ya que asegura ser consciente de haber vivido en los tiempos del cine mudo -época de la que tiene frecuentes visiones y percepciones psíquicas-. Más aún, Travolta cree ser la reencarnación de un famoso astro cinematográfico de aquellos tiempos, Rodolfo Valentino...

Una creencia universal
La cantante y actriz Madonna (Louise Cicione), también es una ferviente defensora de la reencarnación. Sus seguidores no salían de su asombro cuando la popular estrella del rock declaró, en una fiesta organizada en su honor en Hamburgo: "Creo en la reencarnación, y sé que yo en mi primera vida era española".

Giannina Facio, más conocida por sus amoríos con Julio Iglesias que por su trayectoria como actriz en la TV italiana, se confiesa una apasionada por las religiones, especialmente las orientales. Hace unos años vivió una experiencia que, según afirma, la hizo recordar una reencarnación anterior. En medio de la jungla mexicana sufrió unas fiebres a causa de una inflamación en los riñones que la llevaron al delirio. "En un momento determinado, después de cuatro días -recuerda- abro los ojos y, como por ensalmo, veo delante de mi a dos egipcios, vestidos como hace cuatro mil años. Sin tocarme, colocaron los dedos bajo mi cuerpo y, juntos, me alzaron unos diez centímetros. El dolor desapareció inmediatamente y me dijeron: tranquila no vas a sufrir más, te hemos liberado, ven con nosotros. Todavía hoy cuando lo pienso se me pone la piel de gallina". Esta experiencia, y otras similares, llevaron a la actriz italiana a la convicción de que vivió hace 4.000 años como un faraón egipcio.

Pero para historias sorprendentes de reencarnacion la del rockero Eric Clapton, la cantante Alina Morini -emparentada con el "conde" Vlad Dracula- y Madame Blavatski.

Hace pocos años la cantante rumana Alina Morini, a la sazón Baronesa Magna M. Cefalu -emparentada con el legendario principe transilvano- motivó un escándalo en el mundo del rock al afirmar estar embarazada del gitarrista Eric Clapton. Más aún, Alina afirmaba ser la reencarnación de la legendaria fundadora de la Sociedad Teosófica Elena Petroska Blavatsky, asegurando que su relación tenía relación con el karma contraído en una vida anterior de ambos... ¿sería acaso Clapton la reencarnación de Aleister Crowley?


 
 

alken:
Bueno, el budismo no habla precisamente de la reencarnación del YO sino de su disolución tras la muerte. Es cierto que, en algunos casos, acepta la reencarnación completa de alguién (lamas y altos jerarcas) pero creo que se trata de una forma de controlar un sofisticado sistema de poder. Un sistema que permitió la supervivencia de un regimen feudal en Tibet y , con esto, no quiero decir que esté a favor de china (las cosas no son blancas o negras) pero el señor Dalai tampoco es un santito. Y no sé por qué digo esto porque yo iba a contar otra cosa.Imagino que lo he dicho para diferenciar  por un lado, la doctrina, y por otro , a los predicadores. Que no son la misma cosa aunque , en ocasiones , quieran parecerlo.
El caso es que el budismo nos dice que lo que transciende es una esencia, no una persona, así que le da a la reencarnación un sentido diferente. El Yo es sólo una ilusión de la mente y las sucesivas reencarnaciones una fuente de sufrimiento ( rueda de samsara) de la que nos liberaremos al alcanzar la budeidad ( comprensión de lo que verdaderamente somos).

Navegación

[0] Índice de Mensajes