SERES MITOLÓGICOS

<< < (2/2)

Scientia:


El Unicornio un ser mitológico precioso, fabuloso. Su gran cuerno en mitad de la frente en espiral, su cabello blanco, su barba de chivo.
 
Existen miles de leyendas a lo largo del país de este maravilloso ser, lo que hace pensar que fue cierto que en alguna época existió. Entre la magia y la luz aparece el unicornio al cual en las leyendas medievales se le consideraba, como símbolo de pureza, fortaleza.
 
 Es muy asustadizo por eso su hábitat suele ser bosques solitarios y muy frondosos donde poder esconderse. Aunque le gusta estar en solitario, no esta escondido.
 
A este ser le gusta beber agua en movimiento y su vista es muy aguda, es capaz de mirar fijamente al sol. A pesar de ser ermitaño, le encanta ser acariciado por una doncella, la pureza que le transmite, le hace ser dócil hacia ella.
 
 Mantiene toda su agilidad a pesar de ser mayor, es ágil y veloz, desaparece en instantes y no deja rastro de su camino.
 
El cuerno del unicornio es un portal hacia otras dimensiones, cuando el unicornio muere este guarda todo su poder, además de ser también el principal de sus sentidos y sentimientos.
 

En el manuscrito de Magnalucius se cuenta que el hombre y el unicornio eran razas humanas, se dice que el hombre fue el primero que lo observó y además le dio nombre.
 
Vivieron juntos hasta el comienzo de la edad de oro, pero el dragón enemigo del unicornio llegando así a la edad de plata.
 
Engañó al hombre y le volvió ambicioso, lo lleno de odio, envidia y le hizo vengativo y así sucesivamente hasta llegar a la edad de hierro.

Scientia:


El Fauno pertenece a la mitología Romana, y también era llamado Lupercus, “el que protege del lobo”, porque él era el encargado de proteger al ganado, aunque realmente proviene de otra divinidad itálica y al final los dos nombres acabaron fundiéndose a uno “Fauno Luperco”. Fauno era un rey latino, hijo de Picus y Cannes.
 
Tras su muerte le convirtieron en el dios Fauto y es adorado en un bosque sagrado a las afueras de Tivoli. Se le asocia a las pieles de lobo, los cálices y las coronas. .

Són sólo algunos de los seres que existen, pudiendo enumerarse cientos de ellos en cada cultura. Aquí dejo en enlace de la web que tiene mucha más información sobre mitología de este tipo, con imágenes muy buenas, Para quien quiera adentrarse en el mundo de los seres mitológicos

Scientia:


El Sátiro en la mitología greco-latina

Se define como Sátiro a una criatura que encarna la fuerza vital de la naturaleza, dentro de la mitología griega.
 
Junto con las Ménades, forman el cortejo dionisiaco. Conforman una tribu, cuyo padre Sileno, y los tres mayores son Marón, Leneo y Astreo, que eran iguales a su padre. Otras versiones afirman que estos tres fueron los padres de los sátiros.
 
Aparecen representados con formas variadas, pero la básica es la de mezcla de hombre y carnero, con orejas puntiagudas y cuernos en la cabeza, nariz chata y cabellera abundante, con cola de cabra y priapismo (erección) permanente. Suelen cubrirse con pieles de animales.
 
En las representaciones romanas, se confunden los sátiros con los faunos (que tenían patas de chivo)
 
La personalidad de estas criaturas es alegre y picaresca, aunque puede tornarse peligroso y violento; disfrutan de los placeres físicos en general, el alcohol, la danza, son bisexuales.
 
En las manifestaciones del arte griego arcaico, aparecen representados como ancianos y feos, pero posteriormente, se suavizan con aspecto juvenil y grácil.
 
El Sátiro en la mitología romana:
 
El Sátiro romano es considerado como el espíritu de los bosques y se identifica con el dios Pan.
 
Las representaciones de los sátiros romanos son las que perduraron posteriormente en el arte. El aspecto difiere con el del Sátiro griego, ya que se lo representa como una criatura mitad humana, y de la cintura para abajo con cuerpo de cabra. Solían tener cuernos de cabra o carnero. Los poetas romanos suelen confundirlos con los faunos, de origen diferente.

Otras mitologías reconocen la existencia de criaturas similares a los sátiros greco-latinos, como en el folklore eslavo los lisovik, o los carantoñas de los bosques del noroeste de la península ibérica. Estas criaturas se asemejan a los sátiros en su carácter alegre, festivo, su promiscuidad sexual o su debilidad por el vino.
 
En la mitología cristiana, la representación del Sátiro se asimiló con el diablo, y actualmente se representa como criatura con patas y cuernos de cabra.
 
 

Scientia:


Los genios en la mitología árabe

Un genio es un ser fantástico de la mitología semítica. La palabra proviene del árabe yinn.
En la antigüedad, los genios eran los espíritus de los pueblos que habían desaparecido, que salían por las noches para molestar y se escondían al amanecer. Para otras mitologías, son seres de fuego. Para todas las tradiciones, son criaturas con cualidades de duendes, que pueden ser benéficos o dañinos para los humanos.
 
El Islam tomó parte de estas creencias antiguas, que subsisten hasta nuestros días.



El Corán denominó con este nombre a muchas manifestaciones diferentes de los países islámicos. Un genio puede protagonizar prácticas mágicas (para los pueblos de origen mazdeísta), ser un ladrón nocturno, o un tentador del desierto (para los tuareg), en la India son invasores del hogar, que deben ser expulsados con una ceremonia del Corán, similar al exorcismo católico.
 
En el Islam consideran a los genios como seres creados con fuego sin humo, con libre albedrío, que pueden obedecer a Dios, a Iblís, al demonio.
 
Son la tercera raza que Dios creó, además de los ángeles y humanos. A diferencia de los ángeles, comparten el mundo físico con los hombres y son tangibles, pero pueden tomar cualquier forma o ser invisibles. Pueden casarse y procrear con los humanos, tanto que la legislación islámica medieval regulaba los casamientos de genios y humanos y todos los aspectos relativos. Aunque muchos pensadores medievales musulmanes dudaron de la existencia de estas criaturas.
 
En las zonas rurales musulmanas, se mantiene esta creencia y aparecen en la literatura popular. En Occidente se conocen estas criaturas, pero sobre todos las malignas como el Ifrit, que figuran en los cuentos de “Las mil y una noches”
 

Características de los genios:
 
Son una especie amoral, pero no imprescindiblemente malignos, pero suelen ser bromistas y embaucadores.
 
Los genios pueden ser invisibles o de formas cambiantes, pueden ser animales, o mujeres hermosas que seducen a los hombres para quitarles la energía, similares a los súcubos. Pueden ocasionar la locura, atravesar paredes y seres vivos, desplazarse a grandes velocidades, convertirse en seres humanos y suplantar a familiares y conocidos.
Normalmente son invisibles para los humanos, para que los hombres no se relacionen normalmente con ellos.
 
Se organizan en jerarquías y dinastías. Es posible dominarlos mediante un objeto, para convertirlos en esclavos.

Scientia:
MITOLOGIA CLASICA
Introducción

Tradicionalmente se entiende que la mitología es el conjunto de las leyendas y que una leyenda es todo relato de sucesos que son inciertos e incomprensibles, pero sobre los cuales existe una tradición que los presenta como acaecidos. Leyenda, en sentido amplio, y mito, en su sentido más amplio, son una misma cosa.

La mitología clásica es el conjunto de leyendas o mitos griegos y romanos que tuvieron vigencia como tales leyendas en cualquier momento del ámbito temporal que va desde los orígenes de la civilización griega y romana hasta el año 600 d. C.

Mitografía es el conjunto de obras literarias que tratan de la mitología. En particular, mitografía es el conjunto de obras literarias griegas y latinas desde los orígenes hasta el s. XII d. C. que tratan de la mitología clásica, ya sea en forma sistemática, ya en alusiones o en utilizaciones de cualquier clase o extensión.

Aunque podemos ver otro concepto de mitografía: la investigación científica de las leyendas o conjunto de los estudios modernos sobre ellas.

Los datos ofrecidos por la mitografía en sentido restringido son el material básico para la mitología clásica y junto a ellos toda clase de indicios o datos (iconográficos: representaciones pictóricas y escultóricas; epigráficos; etc.).

Todos los mitos o leyendas contienen tres elementos comunes:

falta de comprobabilidad: esto afecta a parte de las leyendas, pero hay partes claramente imposibles (Helena nació de un huevo).

pretensión de veracidad: todos pretenden ser ciertos en su totalidad, tal y como los cuenta el mito.

tradicionalidad: todos has sido narrados por muchas personas y vueltos a narrar por otras.

La fecha del 600 d.C. para cerrar el ámbito temporal coincide con el comienzo de la Edad Media.

Pasaremos ahora a ver la relación entre historia, mito y novela.

El mito está entre la historia y la novela. La historia se caracteriza por su certeza y la novela, por su ficción. El mito participa de ambas características.

El mito en sentido amplio se divide en tres especies:

mito propiamente dicho, es el relato acerca de dioses o de fenómenos de la naturaleza más o menos divinizados (Zeus, Hera, Atenea,…).

leyenda, propiamente dicha, es el relato acerca de héroes, heroínas o personajes similares, caracterizados siempre como seres humanos notables dentro de su colectividad y con nombre propio (Edipo, Orestes, Jasón,…)

cuento popular, es el relato acerca de personajes humanos indeterminados, a veces sin nombre propio, pero de notable interés por sus hazañas o cualidades (un cazador, un pastor,…).

Estos tres subtipos pueden mezclarse en una misma narración mítica, por lo que esta división a veces no es demasiado efectiva.

Y ahora, por último, hablaremos brevemente sobre el origen de la mitología.

Los orígenes del mito son diversos:

los mitos intentan explicar las fuerzas o fenómenos de la naturaleza y las cualidades o realidades morales del hombre individual y de sus experiencias sociales (simbolismo). Según esto, los dioses representarían ideas o símbolos: Apolo y Hefesto, el fuego; Posidón, el agua; Hera, el aire; Atenea, la inteligencia; Afrodita, el deseo; etc.

los mitos explican hechos triviales de la vida corriente que se convierten en hazañas o rarezas por confusión en la tradición oral de la leyenda. Por ejemplo, Pasífae, la mujer de Minos, no tuvo relaciones con un toro, de las que nacería el Minotauro, sino con un joven llamado Toro.

los mitos de los dioses proceden de algunos gobernantes que por su enorme poder acabaron siendo considerados como dioses, de ahí su elevado número.

Vamos a comenzar nuestra descripción de la mitología clásica por los mitos divinos en una segunda parte hablaremos de los relatos en los que el hombre es el principal protagonista, es decir, las leyendas. Éstas están agrupadas en las grandes estirpes que gobernaron las principales ciudades griegas antiguas: Argos, Micenas, Tebas, Troya, Atenas, Esparta,…

 

 

Navegación

[0] Índice de Mensajes

[*] Página Anterior